Quién soy

Soy Mariana Fresán. Desde siempre me ha gustado crear cosas con mis manos como dibujar, bordar, tejer pulseras, hacer velas, tejer en telar de cintura y crear objetos con lana. De joven soñé con ser pintora y estuve a punto de hacer la carrera de Artes Visuales, pero la vida me llevó hacia otros rumbos. Estudié Etnología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia porque también me gusta conocer a la gente, y sumergirme en sus culturas. 

Escribir es otra de mis pasiones. He escrito dos libros y este proceso ha sido esencial en mi experiencia creativa; viajando e investigando, la inspiración me llega cuando observo los detalles del mundo: los imaginarios laberintos de las baldosas, las hojas y troncos en la naturaleza, la arquitectura de las ciudades, la herrería de las casas, las piezas que se exhiben en los museos y que antiguos habitantes del mundo crearon. Esta es mi manera de conectar con la belleza para después plasmarla en joyería.

La fusión de mis dos intereses dio vida a Colibrí Orfebres en el 2004. Durante estos años he estado experimentando con diferentes técnicas orfebres, explorando las formas que la plata consigue en combinación con los colores de la amatista, el jade, la turquesa y tantas otras piedras. Así es como en 2022 me estoy transformando a una marca de joyería de autor.

Mi joyería tiene una historia que contar y una magia que se siente al momento de portarla. Diseño piezas que me gustan y que usaría yo misma con la certeza de que al usarlas te harán sentir bien a ti.

Hacer objetos con las manos es el oficio más antiguo de todas las expresiones artísticas, y creo que hoy en día hacer y disfrutar de este trabajo artesanal es un verdadero lujo.

Esto es lo que te comparto: poder sentirte bella y única con mi joyería, con la convicción de que vengo a crear ilusión con el corazón.